menu Home

Bruce Springsteen entrega su alma al Soul (por Leonardo Muro)

/ 1 Tracks / Columbia Records
“Only The Strong Survive”, un disco de covers que encuentra por momentos a un innecesariamente edulcorado The Boss (por Leonardo Muro)

Si bien Bruce Springsteen es un músico de rock con fuertes influencias de la música rural de Estados Unidos, no cabe la menor duda que en sus discos siempre hubo una fuerte presencia del Soul y el R&B. A lo largo de su extensa carrera, especialmente en las presentaciones en vivo, hizo covers de grandes artistas hasta que en 2006 publicó “We Shall Overcome: The Seeger Sessions”, el disco en homenaje a Pete Seeger, alguien que si bien no es muy conocido popularmente en Argentina, en 1990 publicó junto a León Gieco los discos “Concierto en Vivo” Vol. 1 y Vol. 2, grabados en Agosto de 1989 en el Teatro Ópera de Buenos Aires, acompañados por grandes artistas de nuestra música popular como Sixto Palavecino y Leda Valladares. Allí Seeger y Gieco además de recorrer parte del cancionero de ambos, hicieron el clásico popular cubano “Guantanamera”, compuesto en 1929 por Joseíto Fernández.

Volviendo a lo que nos convoca, esta vez, Springsteen decidió rendir tributo a la música Soul y al R&B con “Only The Strong Survive”, el Volumen 1 de Covers co-producido con Ron Aniello, quien además interpreta todos los instrumentos excepto la sección de cuerdas y la de vientos, está última a cargo de la E Street Horns, la sección de bronces de la E Street Band, la legendaria banda que acompaña al músico de New Jersey.

Da la impresión que “Only The Strong Survive” es un álbum de un hombre de 73 años que mira el pasado con nostalgia mientras canta las canciones que son la banda sonora de esos sus recuerdos. Abre el disco la canción de Jerry Butler que le da nombre, para luego darle paso a “Soul Days” de Dobie Gray. Es extraño que en un disco de soul, Springsteen no incluya “Soul Man”, la canción de Sam & Dave que The Boss suele interpretar en vivo, pero tanto en “Soul Days” como en “I Forgot To Be Your Lover” lo acompaña en voz Sam Moore, la primera mitad del dúo Sam & Dave, un cantante de una gran voz que en este disco su participación no alcanza siquiera a ser considerada como dueto y queda relegado a la función de corista, y digo relegado no porque sea una actividad menor sino porque si invitás a un héroe del Soul para que participe de un disco se Soul, pues hacelo brillar, sino ¿qué sentido tiene?

Springsteen y Aniello comenzaron este proyecto durante la época de aislamiento, se llamaron a sí mismos Night Shift, con lo cual fue casi natural que hicieran una versión de “Nightshift”, la canción de The Commodores publicada en 1985 (3 años después de que Lionel Richie abandonara el grupo), en donde celebran a los grandes del género Marvin Gaye y Jackie Wilson, quienes murieron el año anterior. Aquí The Boss casi como en buena parte de las pistas, se mantiene fiel a la versión original, apoyado por los metales, las cuerdas y las coristas.

Tras el cásico de Frank Wilson, “Do I Love You (Indeed I Do)» (1965), cuyo video con fondo rojo y barandas recuerda al especial para TV grabado por Elvis Presley en 1968, llega la nostalgia de los Walker Brothers con “The Sun Ain’t Gonna Shine Anymore” (1966) y más adelante suena el romanticismo de “Hey, Western Union Man” (Jerry Butler, 1968).

El letrista de Motwon, Roger Penzabene, expone su profundo dolor a raíz de las reiteradas infidelidades de su pareja en la letra de “I Wish It Would Rain”. The Temptation grabó la canción en 1968 y poco después Penzabene se quitó la vida. En esta versión, Springsteen hace uso de su falsete y por momentos la torna inquietante y refleja el dolor de quien no soportaba más seguir viviendo esa situación. Le sigue “Don’t Play That Song”, una canción popularizada primero por Ben E. King (1962) y más tarde grabada también por Aretha Franklin (1970), a la que Springsteen le agrega su propia línea cuando recita “Recuerdo esas noches de verano en la orilla mientras tocaba la banda, contigo en mis brazos y nos movíamos en ese piso. Entonces cariño, te fuiste, pero todo lo que tengo que decir es que no me importa si mentiste. Vamos a bailar”.

A veces Aniello juega en contra de las canciones, como en el caso de “Any Other Way” (Jackie Shane, 1967), haciéndonos acordar a los grandes artistas que pasadis los años regraban clásicos de su repertorio tratando de volver a posicionarse en las listas de ventas, pero terminan haciendo un garabato del original.

Para el final quedan la elegante y compleja “What Becomes Of The Brokenhearted” (Jimmy Ruffin, 1967) y “Someday We’ll Be Together” (1969) que, si bien siempre le fue acreditada a Diana Ross & The Supremes, fue en realidad la primera grabación en solitario de Diana Ross. Aquí la/el protagonista espera con ansias el momento en que dos amantes puedan reunirse.

“Only The Strong Survive”, suena por momentos como un conjunto de canciones sueltas grabadas en sesiones, pero no pensado como un álbum. Bruce Springsteen es un intérprete con una voz muy particular que más tratándose de Soul y R&B podría haber hecho versiones desgarradoras, pero Aniello insiste en limitarlo y hasta edulcorarlo. Sería imprudente y una falta total de respeto hablar de “El Karaoke de Bruce” pero Aniello lo encamina hacia allí. Esperemos que en el Covers Vol. 2 sepa aprovechar mejor los recursos que puede brindar un grande de la talla de Springsteen.

 

#BruceSpringsteen #OnlyTheStrongSurvive #Música #Discos #Novedades #Music #NewReleases #LeonardoMuro

Redes
More keyboard_arrow_down Less keyboard_arrow_up




  • play_circle_filled

    Radio Heaven OnLine
    En Vivo

play_arrow skip_previous skip_next volume_down
playlist_play