menu Home
Opinión

La extraña grieta sanjuanina (por Julio Turcumán)

. | 18/07/2021
Julio Turcumán

Con el lanzamiento de los frentes políticos de esta semana, nadie puede negar que la campaña electoral para las Legislativas de septiembre y noviembre ya está en marcha. Por lo poco que se vio y lo que viene ocurriendo salta a la vista que el discurso de elecciones en San Juan, y quizás en muchos otros distritos, pasará por Alberto Fernández: el Frente de Todos intentará marcar a fuego que la situación económica e institucional positiva que tiene la provincia ocurre gracias a la colaboración del Gobierno nacional; y Juntos por el Cambio, por otro lado, tratará de mostrar los crasos y abundantes errores que ostenta con extraño orgullo el gobierno que encabezan los Fernández. La famosa grieta. Pero claro, para que haya grieta, debe existir pelea, distanciamiento, y para que el combate ocurra, deben involucrarse al menos dos actores separados notoriamente por alguna razón, algo que es difuso en San Juan. Primero que nada, la gestión de Sergio Uñac no es del todo K, todo mundo lo sabe. Uñac le ha sacado lustre al pragmatismo, lo mueve la gestión, allí orienta sus objetivos y el día a día. Por supuesto sin salirse del peronismo, nunca lo haría, pero estas modernas variantes que relucen hoy en el partido fundado por Juan Domingo Perón en la década del 40, no le quitan el sueño ni ahora ni nunca. Y segundo, hace solamente dos años Marcelo Orrego y su equipo negaron a Mauricio Macri como Pedro lo hizo con Jesús, pero ahora recurren nuevamente al amparo del expresidente y su frente. Es difícil cambiar de discurso en tan poco tiempo. Pongo en duda que Orrego, Fabián Martín u otros similares lleguen a tener el total apoyo de quienes no quieren a Uñac o al peronismo, y mucho menos del pequeño núcleo que se inclinaría por Macri o alguno de su especie a nivel nacional en una campaña o potencial elección. No veo con claridad que el macrismo sanjuanino se la juegue por quienes no se la jugaron hace solamente dos años. A pesar de ese error o inconveniente, la oposición sanjuanina no tiene muchas alternativas para desarrollar su discurso electoral, lamentablemente.

Ese es el contexto, en el medio, hay millones de matices. Por el lado de Juntos por el Cambio habrá al menos dos listas; una encabezada por Susana Laciar, y la otra probablemente por Rodolfo Colombo, quien tiene cierto respaldo de alguien (cuyo nombre no trascendió) de Capital Federal para presentarse y competir con sus amigos de Producción y Trabajo, aunque aún está a definirse. Colombo necesita sí o sí un sello provincial y Actuar no lo es; ahí está el problema del rubio. Mide mucho mejor que Laciar, todos lo saben, pero necesita estructura. En el oficialismo, como se dijo en estas mismas líneas hace algunas semanas, el bloquismo de Luis Rueda tiene bandera verde para armar listas, y ya se acordó con Alfredo Nardi para que encabece secundado por Laura Adámoli, quien también ya dio el OK. Pero han surgido dudas de última hora. Uñac no está del todo convencido de abrir juego. Los raspones de esta semana entre bloquistas parece que le sembraron ciertas preguntas sin respuesta que lo hacen mirar de reojo ese paso. Uñac teme que la interna bloquista se torne incontrolable y que eso le empañe la gestión. Se define en estos días. Hablando del bloquismo: ojalá Rueda tenga la firmeza de ordenar el partido, porque no es sano que cualquiera lleve el nombre de algo tan serio como un partido político de un lado para el otro y a conveniencia. Tanto la Constitución Nacional como la provincial, eligen e implementan una democracia de partidos políticos y solamente a través de ellos las personas pueden intentar llegar a un cargo de representación popular. En esa línea, hay leyes que protegen el uso del nombre de esas estructuras democráticas. No es posible que cualquiera se enoje y se lleve el nombre del partido porque el conjunto decidió un destino que no le queda cómodo. Es como si un jugador de Boca se enoja con el técnico y arma otro equipo llamado Boca para competirle a su «Boca» original. La pelea, en el caso del ejemplo futbolero, es entre el jugador y el DT, no pueden mezclar el nombre del club en una disputa personal. Está mal lo que hacen Enrique Conti, Juan Domingo Bravo o César Aguilar, como también lo que hicieron Carlos Maza Peze, que fue con ADN en otra elección y Jorge Espejo, quien llegó a la intendencia iglesiana con San Juan Primero, no con el Frente de Todos, que integraba el bloquismo en 2019. La patriada del joven líder bloquista no está mal, es sana.

Por el lado del peronismo, el número puesto como todo mundo sabe es Walberto Allende y por estas horas se debate el resto de la lista. Nadie se anima a decir qué pasará en los próximos días, en los que los sanjuaninos empezaremos a escuchar más nombres propios que de agrupaciones.

Redes

Written by .





  • play_circle_filled

    Radio Heaven OnLine
    En Vivo

  • play_circle_filled

    01. Moby, Gregory Porter & Amythyst Kiah – Natural Blues (Reprise Version)

  • play_circle_filled

    02.

  • play_circle_filled

    03.

play_arrow skip_previous skip_next volume_down
playlist_play